Cuatro poemas de Martín García López

Una selección de poemas en los que conviven las alegorías fantásticas, el amor y los bulbasaurs.
Poemas Martín García López

Para ciertas plumas, la poesía –sin importar el tema central– es el reino más fértil de la fantasía. Construir alegorías a partir de elementos nacidos en los cuentos de hadas o universos en el que el realismo mágico se denota no sólo en las cosas, sino también en el uso de las palabras, es algo que algunos autores hacen con naturalidad. ​​A continuación, compartimos una selección de poemas en los que estos mundos se construyen para que el lector juegue en ellos. Todos forman parte del poemario “Veré el fin del mundo con mi exnovia”, de Martín García López.

 

Buzo suicida

 

Todos somos sepultados;

Y este buzo ha decidido que sea bajo el agua.

Apaga o desconecta su máquina contra el EPOC

y espera a morir,

o tal vez no.

 

Tal vez la idea es que si no tiene aire

se volverá pez o se volverá agua.



Criadores de pokemóns

Para Yari

 

Quiero criar bulbasaurs en San Joaquín a tu lado.

Ver cómo les salen flores de sus capullos y suben los pinos para adornar las copas.

Deseo verte con un bulbasaurs mientras me hablas de tus inseguridades.

Darles de comer rojísimas manzanas y besarte por el frente frío.

 

Ojalá los pokemóns cuiden nuestras mentes como las plantas y los psíquicos.

 

Sé que quiero criar bulbasaurs a tu lado, aunque a mí me gusten los digimons.

 

Gatos en el fin del mundo 1

 

La vida continuará como los animales que heredan los negocios del mercado.

Te tomo de la mano y te señalo la mesa donde un gato vende aguacates.

 

Qué bonito, con su cola limpia la cáscara y los mete dentro de la bolsa.

 

Como las zanahorias que cada año salen del suelo, los sentimientos volverán a brotar.

Los gatos saben que no importan los gritos, todo vive.

 

¿Cómo se elige un aguacate?

Aprieta la cáscara y mira la cicatriz de su panza, el color indica si se puede morder.

¿Cómo se elige una vida?

Solo aprieta mi mano.

 

Las manos de los osos

 

Entrevistaron a los osos que aprendieron a hacer fuego;

a bailar frente a las fogatas y rezar con los ojos cerrados.

Ellos concluyeron con la afirmación: “la tierra nos pertenecerá”.

 

Ese día pensé que tus manos eran muy pequeñas y eso me gustó

porque para ti lavar los platos es imposible,

pero los osos y tú comparten el mismo milagro,

se mantienen vivos.

 

En otras noticias: la tierra quiere arder, pero no se atreve,

en cambio, los osos empezaron a coser bufandas;

a ponerles estampados de miel e iniciaron una franquicia,

se volvieron ricos, pero siguieron rezando con los ojos cerrados.

 

Tú cambiaste de jabón para los trastes y tembló en Chile.

Tuviste miedo de lavarte el pelo.

Imaginaste que África se estrellaría contra la Antártida.

“Pobres osos”, me dijiste.

 

Yo te enjuagué las puntas, te compré el fuego que hacen los osos

y lavamos los platos juntos.

 

Martín García López. Licenciado en Letras Hispánicas. Autor de la novela X∞ (o, este maldito gato) (Editorial Montea, 2016), del plaquette Please be hot (Sangre Ediciones, 2017) de los poemarios Asesinatos famosos en verso (Sangre Ediciones feat Poetazos, 2020) Bachelard aprendiendo a nadar (Augusto Ediciones, 2022).

Total
0
Shares
Anterior
Videojuegos para el corazón

Videojuegos para el corazón

¿De qué manera jugar videojuegos puede aportarnos nuevas experiencias a nuestras vidas?

Podría Interesarte